Lo que hizo para declararse al conductor del bus del que se enamoró: ¿Muy tóxico?

Cuando uno se cruza con el amor, las cosas que pueden pasar son del todo impredecibles. Uno no elige a quién entregarle nuestro corazón y, aunque en ocasiones puede ser un proceso de entrega ‘sencillo’, en otras ocasiones, la cosa se complica. Y exactamente eso es lo que le pasó a la protagonista de nuestra historia de hoy.

Donna, natural de Whitefield, cerca de Manchester (Inglaterra), quedó prendada de un conductor de autobús nada más ver sus ojos y, para encontrarlo, optó por utilizar el papel y el boli de una forma algo intrusiva.

Según ella misma contó al diario Daily Star, se encontraba cenando con su amigo Ryan en un café de su ciudad (de más de 23.000 habitantes), cuando vio al conductor del autobús y cayó perdidamente enamorada. Supo en ese momento que tenía que encontrarlo.

Ella, en la entrevista, explicó que, en ese momento, su amigo intentó parar el autobús… pero no llegó a tiempo y este desapareció en el horizonte: «Dijimos ‘oh, Dios mío, ese conductor del autobús está en forma’.

Fue entonces cuando comenzaron a idear un plan para dar con el conductor. En lugar de esperar a que el autobús volviese a pasar por esa parada, decidieron optar por un plan bastante más original.

La parada del amor

Así pues, cogieron papel y boli y escribieron en un cartel la frase «HEY FIT BUS DRIVER CALL ME» (conductor en forma, llámame); además también pusieron un número de teléfono que su amigo Ryan usa para aplicaciones de citas.

Hay que decir que, de momento, Donna no ha obtenido respuesta… aunque ella confía en que la recibirá y está segura de que el conductor sabe que el cartel es para él: «Hice el gesto con la mano para decirle ‘llámame’, él debe saber que fui yo», aseguró la mujer.

Donna, además, reveló que todo esto se le ocurrió tras una época teniendo muy maña suerte con las aplicaciones de citas: «No puedo soportarlos, los encuentro a todos como pez gato. Creo que la gente piensa que hay demasiadas opciones por ahí. Es bastante fácil para la gente decir ‘No me gusta la forma en que escribes’. Creo que la caballerosidad necesita volver otra vez», zanjó la mujer.

Fuente: La Vanguardia.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: