Desvelada toda la verdad sobre la infidelidad de Rauw a Rosalía

La ruptura entre Rauw Alejandro y Rosalía sigue dejando titulares y, a pesar de que pasan los meses, las preguntas alrededor de lo que realmente ocurrió entre esos dos siguen brotando por todas partes. Y es que uno de los mayores misterios que sigue sin obtener una respuesta clara tiene que ver con las presuntas infidelidades del puertorriqueño hacia la catalana.

El otro día os contábamos que Zaira de la Morena, la española con la que se había relacionado al cantante, básicamente vino a confirmar que sí había tenido algo con él al principio de su relación con Rosalía. Ahora, sin embargo y como ya os hemos adelantado en el título, también hemos sabido algo más sobre lo que realmente ocurrió (o no) con Valeria Duque, la modelo colombiana con la que también se había relacionado al reguetonero.

La presunta amante de Rauw destapa nuevos detalles sobre lo que sucedió

Cuando surgieron los primeros rumores de ruptura, apenas unos meses después de anunciaran su compromiso, el primer nombre que salió en medio de todo el alboroto fue el de Valeria Duque y su supuesto romance con Rauw en una ocasión en la que él fue a dar un concierto a Bogotá.

Corrieron ríos de tinta sobre aquel supuesto encuentro y, a pesar de que todas las partes lo desmintieron, la duda estaba ahí, bien sembrada… hasta que los abogados de Duque han decidido podarla hoy de raíz.

La creadora del ‘bulo’, obligada a rectificar

Y es que el equipo legal de la modelo ha tomado medidas legales para que se sepa la verdad de lo ocurrido, obligando a Juliana García, la que inició el rumor, a contar la verdad de lo que no había sido más que una invención por su parte.

García, para evitar tener un problema mayor con la justicia, ha tenido que publicar una serie de vídeos en los que reconocía haberse «inventado la noticia» ya que no tenía ningún tipo de evidencia que respaldase sus afirmaciones. Y esto, a nivel legal, es una calumnia en toda regla.

Y es que los abogados de Duque, de hecho, consiguieron una orden judicial para activar todo este proceso, por lo que parece claro que las pruebas (o, mejor dicho, la ausencia de ellas) eran evidentes. Como detalle, García también tiene terminantemente prohibido realizar futuras declaraciones sobre este asunto.

Fuente: Mundo Deportivo.

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: