Los comentarios de Daniela sobre el físico de su cita que han dividido a las redes

Guille, estudiante de Psicología de 20 años de edad, llegaba al restaurante del amor en busca de «una chica guapa y que estuviera buena». Su cita iba a ser Daniela, una estudiante madrileña de 19 años que se definía como «selectiva»: «en cuanto no me gusta algo, pues mal. Le hago la cruz y mal». El problema fue que cada uno tuvo una primera impresión muy diferente a la del otro.

A Guille le encantó Daniela físicamente y estaba ilusionado pensando que «podían llegar a algo más», pero ella sintió lo contrario y lo contó sin tapujos ante las cámaras: «No me ha gustado nada. Yo me lo esperaba de otra manera. Mi chico ideal respecto a Guillermo sería totalmente lo contrario. Me gustan más atractivos, me gusta que tengan más cuerpo… Me ha dicho que tiene 20 años pero parece que tiene 40. Por los ojos no me ha entrado ni de lejos». ¿Cambiaría su opinión tras conocerlo?

Él, ilusionado; ella, en las mismas

En la mesa, hablaron sobre su familia y a Daniela le llamó mucho la atención la diversidad que había en la familia de Guille: “Tengo familia andaluza, de Galicia, Valencia… Está bien en verano porque me puedo ir a sus casas”, decía él. “Por eso sí me interesaría una cita”, decía Daniela entre risas en una sala aparte.

Guille le preguntó cómo sería su persona ideal: “divertido y buena gente. Que puedas salir de fiesta con él y también quedarte viendo una peli. He salido con puro niñato”, respondía ella. “Se asemeja a lo que yo soy”, destacaba él ante las cámaras. Daniela, sin embargo, seguía pensando lo mismo: «Me gusta más la comida que Guillermo, las cosas como son«.

Ni juntos de fiesta

Además, coincidían en que ambos tenían la fiesta como uno de sus hobbies principales, pero en la práctica, tampoco terminaron de coincidir en esto. En un momento determinado de la cita, apareció el DJ y se levantaron para bailar, pero la cosa no acabó de cuajar y, al final, acabaron separándose. «Yo no me veo de fiesta con Guillermo. Le falta picardía… le falta algo«, decía ella en otra sala.

Los chupitos se los tomaron en la sala del fotomatón, donde se hicieron varias fotografías de recuerdo, pero la cosa no fue a más. En el momento de la decisión final, Guille quiso seguir conociendo a Daniela, pero ella no quiso una segunda cita: «no eres mi prototipo, pero eso no quita que me pareces una buenísima persona», se sinceró.
La cita dio mucho que hablar especialmente en Twitter, donde hubo diversidad de opiniones con relación a la actitud de Daniela. A continuación, os dejamos algunos de los tuits:

Y a vosotros, ¿qué os ha parecido la cita?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: cuatro

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: