Te contamos qué es el ‘Stresslaxing’ y cómo afecta a nuestras vidas

Vivimos estresados. La sensación de que todo el mundo está mal (en mayor o menor medida) es generalizada y, de alguna forma, somos una sociedad que ha aprendido a vivir repleta de inquietudes, con el tiempo justo para pensar en que no tenemos tiempo para pensar.

Ya no es solo la vida acelerada que llevamos (ser productivo es casi tan importante como respirar) es que también hemos pasado por una pandemia que, de una forma u otra, nos ha dejado tocados. Y lo peor de todo es que, en muchas ocasiones, no tenemos herramientas para gestionar todo esto.

El estrés y sus diversas formas

Y es que, incluso hablar del estrés es hacerlo de muchos tipos diferentes: no todo el mundo se estresa igual ni en la misma proporción. Y es entre toda esa variedad de matices encontramos lo que se ha bautizado (a saber por quién) como el ‘stresslaxing’. Y ahora mismo te contamos en qué consiste.

Como puede parecer evidente, esta palabra viene del inglés y es la fusión de los términos ‘stress + relaxing’ y, básicamente, lo que busca describir es la sensación de no poder relajarte en los momentos en los que intentas desconectar de todo.

Nos estiramos en el sofá para ver una serie y dejar atrás el duro día de trabajo y nuestras obligaciones pendientes, pero no podemos y se genera en nosotros un estrés por el pasado, presente y futuro de nuestras tareas pendientes.

Esta situación se da, por lo general, cuando hay una sobrecarga de trabajo muy importante y llevamos un tiempo sin poder ‘bajar la guardia’; es entonces cuando ese perpetuo estado de ‘defensa’ no nos abandona ni un segundo… y es ahí cuando nuestro organismo comienza a sufrir estrés.

Un peligro para nuestra salud mental

Y lo malo de todo esto es que un estrés mantenido de esa forma nos lleva, por lo general, a la ansiedad, problemas del sueño y a tener pensamientos negativos. Y esto, en caso de no gestionarse a tiempo, solo puede ir a peor.

Según la Asociación Estadounidense de Psicología, entre el 30 y el 50% de la población occidental padece ahora mismo ‘stresslaxing’ y, de hecho, este es uno de los mayores enemigos ‘silenciosos’ que asolan ahora mismo a nuestra salud mental.

¿Cómo se puede tratar/prevenir esto?

Lo importante es intentar ‘romper’ con las rutinas de estrés. Dentro de lo posible, lo mejor es separar lo máximo posible la vida personal de la profesional, marcarnos claramente unos horarios de descanso y, sobre todo, unos horarios para dejar nuestro teléfono móvil y nuestro ordenador apagados. Y es que la desconexión ‘digital’ es fundamental para que nuestra mente descanse.

Meditación, ejercicio físico, dedicar tiempo a algún hobbie que no esté relacionado con nuestras obligaciones… todo esto ayuda a minimizar los efectos del ‘stresslaxing’.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: