Pidió pan con tomate en Barcelona y lo que le trajeron enfadó a las redes

Si hay algo que enfada a la gente es que no se respeten o se cumpla con sus tradiciones, gastronomía o manera de hacer las cosas. Cada comunidad autónoma tiene sus normal y sus «red flags» que absolutamente nadie puede saltarse. La comida es sagrada y para los ciudadanos de cada sitio respetarla es una norma no escrita. Ahora, un chico se ha hecho viral en la red social X después de compartir la aberración que se encontró en un restaurante de Barcelona. Como se sabría que pasaría, las reacciones no se han hecho esperar.

Un influencer cuenta lo que vio en un restaurante de Chicote y estalla la polémica

Todo comenzó cuando el joven visitó un local de Barcelona para tomarse un pincho de tortilla con un pan con tomate, pero lo que recibió no fue exactamente lo que él se esperaba. Ha sido el usuario @jmangues quien ha decidido compartir con sus más de 64.000 seguidores una publicación que ha enfadado a una gran parte de los usuarios de la red social de Elon Musk. El tuitero lanzó una pregunta clara al resto de usuarios con la esperanza de dar con la respuesta adecuada.

«Me acaban de servir este ‘pan con tomate’ en Barcelona. ¿Qué representa que debo hacer ahora?», escribió el autor de la publicación a la vez que adjuntó la foto de lo que se encontró. En la imagen se podía ver un pincho de tortilla, que tampoco es que tuviese muy buena pinta, y dos trozos de pan con tomate cortado por encima. Un tremendo sacrilegio para todos los catalanes. Al poco tiempo de subir el post comenzaron a llegar las primeras reacciones.

El joven comenzó a responder a algunos usuarios que le dejaron preguntas. Entre sus repuestas aseguró que lo de que la tortilla esté bien hecha es una batalla perdida y también ha dicho que no volverá al sitio en el que le pusieron ese «pan con tomate», por llamarlo de alguna manera.

La engañosa reseña de un restaurante que se vuelve racista de repente: es de locos

En los comentarios de la publicación, muchos catalanes salieron a defender su gastronomía. «He visto cimientos de rascacielos menos estables y compactos», «Diles que no te han servido lo que has pedido, que esto es pan y tomate, no con tomate», «Si parecen buena gente, entra en cocina y enséñales a hacerlo. Les harás un favor y acabarás con una aberración» o «Cagarte en el plato y decir que hay una mosca, que te lo cambien» fueron tan solo algunos de ellos.

Fuente: Huffington Post

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: