Conoce el trastorno de ansiedad que sufren ‘Barbie’ y muchas personas en la vida real

Por fin ha llegado el tan esperado día. Barbie se estrena hoy en los cines de nuestro país y la expectativa es máxima. Protagonizada por Margot Robbie y Ryan Gosling, la película de la muñeca de Mattel es una de las producciones más esperadas del año (junto a Oppenheimer, que también estará disponible a partir de hoy). Uno de los temas que aborda es la atelofobia, el trastorno de ansiedad que sufre Barbie, y hoy contamos a qué hace referencia este término y todo lo que supone.

¿Qué es la atelofobia?

La atelofobia es el miedo y pánico irracional y desproporcionado a la imperfección, es decir, a no lograr alcanzar la perfección con nuestras acciones o ideas. La persona siente que, por mucho que se esfuerce en algo, nunca es suficiente, y suele necesitar la aprobación de un tercero para poder seguir adelante.

Esto no debe confundirse con el perfeccionismo, ya que la atelofobia incluye una ansiedad y una reacción desproporcionada como, por ejemplo, taquicardias, hiperventilación, temblores y vómitos.

Causas y síntomas

Según la Clínica Cleveland, las personas que sufren esta fobia pueden haber sufrido en el pasado un severo castigo al cometer un error que les lleva a generalizar las consecuencias de hacer algo mal. Por ejemplo, el no sentirse suficientemente válido para los progenitores. También está relacionado con antecedentes familiares de fobias, trastornos mentales o un entorno familiar en el que el perfeccionismo haya sido el pan de cada día.

Las personas que la sufren tienen miedo a cometer errores y suelen evitar situaciones en las que prevén que no tendrán éxito, lo que puede provocar ansiedad, ataques de pánico, depresión y baja autoestima.

Además de los síntomas psicológicos y físicos mencionados, una persona con atelofobia puede presentar depresión, fatiga, nula espontaneidad, sentimiento de inferioridad, baja tolerancia a la frustración, incapacidad para aceptar las críticas o para concentrarse en otra cosa que no sea dicho miedo.

El tratamiento

Como en la mayoría de fobias, el tratamiento consiste en exponerse al miedo en cuestión de forma progresiva bajo la supervisión de un experto hasta que la persona no manifieste ansiedad. También se incluyen técnicas de relajación y de respiración y terapias de autogratificación y autoestima para mejorar la percepción que la persona tiene de sí misma.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: mundodeportivo – psicologiaymente – psicologia-online – escritosdepsicologia

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: