Marina García revela el motivo por el que un socorrista la echó de la playa

Marina García ha comenzado un verano de lo más ‘movidito’. La exconcursante de ‘La isla de las tentaciones’, este pasado fin de semana, fue expulsada de una playa a la que había ido a pasar el día junto a su pareja y su perra. Y la explicación que ha dado a través de sus stories de Instagram lo cierto es que ha dividido bastante la opinión de la gente.

La gaditana se fue junto a su pareja, Jesús Sánchez y su perra, Caramelo, a pasar el día a la playa. Los tres se armaron con unas toallas, una sombrilla y se fueron a una playa Conil de la Frontera a descansar sobre la arena y a pegarse un baño para refrescarse del agoviante calor que asola nuestro país.

Y todo iba más o menos bien hasta que, por lo visto, alguien llamó al 112 y Marina acabó expulsada de la playa. «Muchos de ustedes me dijisteis que allí no tendría problema con Caramelo. Nos pusimos en una zona donde no había nadie cerca. Colocamos nuestra sombrilla y allí tenía a Caramelo a mi lado todo el tiempo (echadita, sin molestar)», relata la joven al principio de su largo texto subido a su Instagram.

En un momento dado, Marina quiso ‘refrescar’ a su mascota en el mar… pero se le olvidó el detalle de que tiene ‘problemas estomacales’: «Al volver a la sombrilla empezó a sonarle la tripa (tiene problemas de estómago) y a hacer caca suelta. Muy poco, fueron como tres gotitas. Como era tan líquido y no tenía nada en la mano en ese momento, cogí y eché tierra y la removí«.

Esto que hizo Marina, como muchos puede que ya sepáis, está completamente prohibido en la playa. Fue entonces cuando un socorrista se le acercó corriendo para decirle que hasta ahí había llegado su tarde en la playa: «Señorita, desaloje inmediatamente la playa. La policía está en camino. Acaban de llamar al 112 porque su perra ha hecho caca y lo has tapado con arena. Aquí no se permiten perros».

Marina, al parecer, se tomó bastante mal las formas que utilizó el socorrista: «Con un tono como si en ese momento yo estuviera cometiendo el peor de los delitos«, aseguró la joven en sus historias.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marina García (@mgarciarod)

Eso sí, también reconoció (en parte) su culpa en todo ese asunto, asegurando que se puso «un poco histérica porque quería saber quién había llamado a la policía». Tras el momento de tensión, Marina no tuvo más remedio que abandonar la playa.

«Hay gente muy infeliz en este mundo. La maldad es la peor enfermedad que existe y, desgraciadamente, en el mundo hay mucha», zanjó la andaluza en su texto.

Como ya os podréis imaginar, han sido muchas las personas que la han apoyado… pero no han sido pocas las que también la han criticado, tachando lo que hizo de ‘guarrada’ y criticando su ‘falta de civismo’ ya que cualquier persona podría caminar por la playa y pisar las heces de su mascota.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: