El desafortunado comentario de un comensal en ‘First Dates’ sobre los pechos de su cita

Jordi, un lampista barcelonés de 33 años, acudía al restaurante del amor en busca del amor tras un año y medio soltero en el que «ha primado su persona y estar tranquilo». Jordi era aficionado al freestyle (aunque a la hora de improvisar se quedó en blanco) y buscaba conocer a una chica «activa» y «sincera».

Su cita era Marga, una estudiante de auxiliar de enfermería de 27 años que confesaba «tener una risa muy contagiosa» y «reírse por todo». Jordi se fijó especialmente en el físico de Marga y, en una sala aparte, comentó: «Lo que me ha llamado la atención, aparte de que tiene un par de buenas razones, tiene una bonita sonrisa y la mirada me ha gustado mucho». A Marga, por su parte, también le había gustado Jordi: «es mi estilo de chico. Tiene un rollo especial que me gusta bastante».

Muchos intereses en común

Ya en la mesa, hablaron de sus hobbies: a ella le encantaba la fotografía y ambos coincidían en que les encantaba cocinar. Además, ambos eran amantes de los animales: ella tenía una gata y él dos perritas, y también coincidían en su pasión por la tinta. Marga estaba encantada, ya que tenía una fijación por los chicos tatuados: «no sé por qué, pero me ponen mucho los chicos tatuados«, expresaba fuera del restaurante.

Marga confesó que el hecho de que a Jordi le gustaran los niños era un punto a favor, ya que «eso le podía llevar a tener algo más». Él, por su parte, reconocía haber sentido una conexión: «hacía tiempo que no me sentía así a gusto, tener una conversación fluida y compartir tantos intereses. Ha sido bastante recíproco todo», relataba.

Ella con esposas y él, activo en la cama

Poco después, no dudaron en jugar a las preguntas ‘picantes’ del programa y la temperatura subió en el local cuando Marga compartió cuál era su fantasía sexual: «yo así (esposada), los ojos tapados y que él haga lo que quiera». En la decisión final, ambos coincidieron en seguir conociéndose.

¿Qué os ha parecido la cita entre Jordi y Marga? ¿Creéis que hay futuro entre los dos?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: cuatro

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: