‘Eurovisión’ confirma muchas irregularidades en las votaciones y publica el resultado final

La Unión Europea de Radiodifusión al fin ha dado su veredicto final sobre la votación del pasado sábado en Eurovisión en la que Chanel, representante de España, quedó en tercera posición… y, básicamente, han venido a confirmar que la cosa se queda como está.

La comisión, además, ha aportado los patrones de votación de los seis países que se habían puesto en cuestión (Polonia, San Marino, Azerbaiyán, Rumania, Montenegro y Georgia), con tal de aclarar cualquier duda que haya podido surgir al respecto. Por supuesto, una cosa muy diferente es que lo hayan conseguido.

Un lío de narices

La organización del evento ha catalogado lo ocurrido de una situación «sin precedentes» y, dada la complejidad de la irregularidad cometida, lo mejor es que leáis el comunicado tal y como lo publicaron:

“En la segunda semifinal se observó que cuatro de los seis jurados situaron a cinco de los otros países en su top 5 teniendo en cuenta que no podían votarse a sí mismos. Un jurado votó por los mismos cinco países en su top 6 y el último de los seis jurados colocó a cuatro de los otros en su top 4 y al quinto en su top 7. Cuatro de los seis recibieron al menos 12 puntos, que es el máximo que se puede otorgar”, puntualizan en el comunicado.

En el comunicado también se especifica que la irregularidad fue detectada por Pan-European Voting Partner y reconocido por Independent Voting Monitor, en el momento en el que vieron que cinco de los seis países «sospechosos» fueron clasificados fuera del Top 8 por los jurados de los otros 15 países que votaron en esa segunda semifinal. Esto incluía a tres del llamado ‘Big Five’: Alemania, España y el Reino Unido. En base a estos datos, vieron que algo no cuadraba en absoluto.

“Nuestro deber es garantizar que podamos ofrecer un resultado válido al final de cada uno de los programas en directo. En consecuencia, cualquier incumplimiento de las normas se toma muy en serio”, remarca la organización.

Aquí os dejamos con el desglose de la votación de esos países, donde se puede ver más claramente como, entre ellos, «arreglaron» los votos para favorecerse:

  • Georgia: Azerbaiyán (12), Montenegro (10), Rumanía (8), San Marino (7), Polonia (6)
  • Azerbaiyán: Polonia (12), Georgia (10), Rumanía (8), Montenegro (7), San Marino (6)
  • Rumanía: San Marino (12), Polonia (10), Montenegro (8), Azerbaiyán (7), Georgia (6)
  • San Marino: Rumanía (12), Georgia (10), Polonia (8), Montenegro (7), Azerbaiyán (6)
  • Montenegro: Georgia (12), Serbia (10), Azerbaiyán (8), Rumanía (7), San Marino (6), Polonia (5)
  • Polonia: San marino (12), Azerbaiyán (10), Rumanía (8), Montenegro (7), Suecia (6), Finlandia (5), Georgia (4)

Según el reglamento de Eurovisión, la organización se guarda el derecho a eliminar votos que estén afectados por “patrones de votación irregular”, y los de estos países entrarían dentro de ese grupo.

Así pues, el resultado se pasa a calcular de manera automática (a saber cómo), y exactamente eso fue lo que pasó el pasado sábado, cuando la organización del evento acabó por ejercer ese derecho.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: