Te contamos qué es la WhatsAppitis: podrías sufrirla si usas mucho el móvil

Es inimaginable vivir si un smartphone. Tener un teléfono inteligente en nuestro bolsillo es algo que se ha convertido en algo tan cotidiano como ponerse los zapatos para salir a la calle o llevar paraguas cuando llueve. Pero si es que, hasta en muchos casos, el teléfono móvil es completamente imprescindible para poder trabajar y, por lo tanto, cobrar fin de mes. Y si hablamos de las implicaciones psicológicas y sociales que comporta el estar en las redes sociales, pues ya nos estamos aquí hasta la noche.

photos apple GIF

Esta ‘dependencia’ de los smartphones tiene muchas cosas buenas, pero otras que no lo son tanto… y hoy vamos a hablar de esto último: y es que la «WhatsAppitis» es un término al que deberíamos ir haciéndole un poco más de caso. Este término, aunque suene cómico, engloba una serie de síntomas y lesiones asociadas con el uso constante de aplicaciones de mensajería, como WhatsApp.

La Epidemia de la Conexión Permanente

Los smartphones se han convertido en compañeros inseparables en nuestra vida cotidiana. Según las estadísticas, el usuario promedio de móvil pasa al menos 4 horas al día interactuando con su dispositivo. Este constante «enganche» a la tecnología tiene repercusiones físicas, manifestándose en diversos problemas musculares y articulares.

La pandemia de COVID-19 intensificó aún más esta dependencia, ya que millones de personas recurrieron a sus dispositivos móviles para trabajar, estudiar, entretenerse y mantenerse conectados socialmente.

Homer Simpson Reaction GIF

¿Qué es exactamente la WhatsAppitis?

La «WhatsAppitis» no es un término médico oficial, pero describe de manera efectiva un conjunto de síntomas relacionados con el uso excesivo de dispositivos móviles, en especial, aplicaciones de mensajería. Estos síntomas pueden incluir:

Tendinitis del pulgar: Dolor persistente en la base del pulgar, a menudo exacerbado por acciones como escribir mensajes en el móvil.

Síndrome del túnel carpiano: Presión sobre el nervio mediano en la muñeca, causando entumecimiento, hormigueo y debilidad en la mano y los dedos.

Daño cervical: Problemas en el cuello causados por mirar hacia abajo durante períodos prolongados, generando una sobrecarga en los músculos y ligamentos.

Dedos de garra: Deformidades en los dedos debido al acortamiento y rigidez de los tendones por el uso crónico de dispositivos móviles.

Fatiga visual: Ojos secos, visión borrosa y dolores de cabeza debido al esfuerzo visual constante.

T-Rex Media GIF

Cómo Identificar y Tratar la WhatsAppitis

Si bien la «WhatsAppitis» puede sonar trivial, sus efectos son reales y pueden afectar significativamente la calidad de vida. Aquí hay algunas pautas para identificar y tratar estos síntomas:

Pausas y Estiramientos: Realizar pausas regulares para estirar las manos, dedos y el cuello puede aliviar la tensión acumulada.

Límites de Tiempo: Establecer límites de tiempo para el uso de aplicaciones y juegos ayuda a reducir la exposición constante.

Postura Ergonómica: Adoptar una postura más ergonómica, manteniendo la cabeza y el cuello en posición neutral.

Uso de Ambas Manos: Al escribir en el móvil, utilizar ambas manos puede reducir la carga en el pulgar.

Evitar Flexiones Excesivas: Evitar la flexión excesiva de las muñecas y mantenerlas rectas y bien apoyadas.

Cuidado de las Cervicales: Mantener el móvil a la altura de los ojos para evitar flexiones del cuello.

Si notas tu móvil vibrar cuando ni siquiera lo llevas encima puede ser más grave de lo que parece: aquí te lo contamos

Si los síntomas persisten, es esencial buscar la orientación de un médico o terapeuta ocupacional para un diagnóstico y tratamiento adecuados. En un mundo hiperconectado, cuidar nuestra salud física en el entorno digital se vuelve fundamental.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: