Revelados los ‘problemas’ con la justicia que tuvo Daniel Sancho en España

Siguen saliendo a la luz nuevas revelaciones sobre el caso de Daniel Sancho y, como ya os podréis imaginar estas, lejos de darnos respuestas, nos plantean todavía más preguntas. Mientras se encuentra a la espera de juicio acusado de, como él mismo confesó, haber asesin*do y descuart*zado al cirujano Edwin Arrieta, la prensa sigue indagando en su pasado y, recientemente, se han revelado nuevas e interesantes informaciones.

Sus antecedentes en España

Según ha revelado el periodista Alfonso Egea en ‘El programa del verano’, el hijo de Rodolfo Sancho ya habría tenido causas pendientes en España antes de viajar a Tailandia y que ocurriese lo que finalmente ha ocurrido.

El primero de los ‘altercados’ que se conoce tuvo lugar justo después del confinamiento. El cocinero se encontraba en un concierto con amigos y, tras salir del recinto por motivos que se desconocen, intentó volver a entrar y tuvo problemas con los agentes de seguridad.

Tras ese encontronazo, Sancho fue denunciado por ‘resistencia a la autoridad’. Debemos tener en cuenta que esta figura jurídica no implica necesariamente un enfrentamiento físico, pero sí un confrontamiento de algún tipo. Se desconocen los detalles concretos.

También te interesa: Filtrados los mensajes de Edwin Arrieta hablando de Daniel Sancho

Una acusación por ‘lesiones severas’

Otro de los ‘altercados’ que se le conocen fue anterior a este, cuando Sancho acababa de cumplir 25 años. Por lo visto, fue denunciado por un hombre que lo acusó de ‘lesiones severas’.

De esto último sí se conocen más detalles y, por lo visto, todo comenzó cuando Daniel Sancho se dispuso a coger un taxi en Madrid, más concretamente en la calle José Abascal. El joven se habría saltado la cola de gente que estaba esperando a subirse a uno de los autos, y esto fue algo que, al parecer, le afeó un hombre que estaba allí presente. A Sancho no le habría gustado nada este reproche, por lo que acabó propinando un puñetazo al hombre que acabó denunciándolo.

Egea también reveló que Sancho habría sido expulsado en su juventud de un club deportivo por un periodo de diez meses. Se desconocen en este caso los motivos exactos que lo habrían llevado a esta situación.

De momento, la investigación de la policía Tailandesa está oficialmente finalizada, ya han recabado las pruebas que han considerado necesarias y, en este preciso momento, Daniel Sancho se encuentra a la espera de enfrentarse a un juicio acusado de asesin*to premeditado, cosa que en Tailandia está penado con la pena capital. En el mejor de los casos y a falta de alguna ‘sorpresa inesperada’, toda apunta a que el español se pasará el resto de su vida en una cárcel tailandesa. De nuevo, solo el tiempo lo dirá.

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: