La perturbadora teoría sobre Fiona (‘Shrek’) que destrozará tu infancia

Una buena película, por lo general, tiene varias lecturas que aparecen y desaparecen en función de los ojos con las que la vemos. Pero es que las películas brillantes, como es el caso de ‘Shrek’, van todavía más allá.

La película protagonizada por el ogro y el burro contiene cientos de secretos en cada uno de sus fotogramas y hoy, como ya os hemos adelantado en el título, revelaremos una de las ‘teorías conspiranoicas’ más polémicas de esta cinta.

Y es que de Fiona se han dicho muchas cosas, pero una de las que más cola ha traído es aquella que asegura que la princesa, en realidad, podría ser caníbal. O al menos lo fue durante su cautiverio en la torre de la dragona.

Dicho así, suena muy loco, pero lo cierto es que hay varias pistas que apuntan en esta dirección y os las mostraremos a continuación.

Encerrada y sin provisiones

Lo primero es que esta teoría parte de una pregunta de lo más sensata: ¿cómo sobrevivió Fiona a tantos años de encierro en un lugar aislado de todo? Si la dragona no dejaba que nadie pasase, ni siquiera a dejarle comida… ¿qué comía, entonces?

La primera pista que veremos la encontramos en el minuto 37 de la película,  justo cuando el ogro escapa junto a Fiona del castillo. Corriendo por los pasillos del recinto, pasan por delante de un caldero gigante junto a un libro de cocina de tamaño XXL abierto por una página muy concreta: una receta llamada «Knightly Treats» que, básicamente, podría traducirse como «Delicias caballerescas». Además, podéis ver que se muestra a un caballero con varios cortes como si de una res se tratase.

¿Y qué pasa con los caballos?

Y sí, aquí podríamos pensar que estas recetas son en realidad para la dragona y que Fiona, por ejemplo, podría alimentarse de los caballos de los caballeros… pero es ahí cuando debemos ir a una secuencia anterior, aproximadamente en el minuto 30, cuando Shrek y Burro entran al castillo por primera vez y se cruzan con unos cuantos esqueletos de caballo. Dentro, en cambio, solo se cruzan con esqueletos humanos.

Eso sí, hay un cierto consenso en esta teoría con que Fiona se comería a los caballeros de noche, una vez convertida en ogro. en ese caso… ¿seguiría siendo canibalismo? En cualquier caso, la situación sigue siendo muy perturbadora.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta enrevesada historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Fotogramas.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: