El propietario de un bar responde de forma sublime a las quejas por cobrar las tapas

Las plataformas de reseñas en línea son una herramienta muy útil para los posibles comensales a la hora de decidir elegir un restaurante y, para los propietarios del establecimiento, para conocer qué opinan los clientes y seguir mejorando su servicio. Pero claro, las reseñas no pasan por ningún filtro que determine si son reales y fundadas… y ahí es cuando, a menudo, aparece el dueño o la dueña en escena.

Seguro que conocéis @soycamarero, una cuenta que se dedica a compartir las anécdotas y reseñas más surrealistas que ocurren en establecimientos de hostelería de todo el país. La semana pasada, se hicieron eco de las curiosas respuestas que el propietario de un bar dio a dos quejas que le dejaron en una plataforma online.

Todo por las tapas

«No me gusta nada, cobran las tapas«, decía la primera reseña. El dueño del restaurante contestó de forma muy contundente: «Así es, aquí se paga lo que pide: una caña, un vino, una tapa… Parece mentira que usted tenga el atrevimiento de poner un mal comentario por cobrar lo que vendemos. ¡Usted! Que su familia tiene tiendas de ropa, una de ellas de uniformes de hostelería (donde por cierto nosotros compramos)».

«Jamás hemos ido a comprar un pantalón y se nos ha regalado un delantal (por ejemplo) ¡Hasta cobran los arreglos! Algo normal porque a la modista habrá que pagarle. Nosotros no vamos a la pescadería, compramos un pulpo y nos regalan un rape. ¡Y así todo! Insistimos: qué pena, vergüenza tenía que darle. Saludos».

Muchos argumentos con ejemplos

La segunda reseña avisaba de que no volvería al restaurante: «El camarero no es muy agradable, no nos pone tapa y a la señora de al lado sí. No me verán el pelo otra vez«. El propietario se justificaba de la siguiente forma: «Nosotros, como es lógico, ponemos una tapa al cliente que nos lo pide, ya que si ponemos una tapa a un cliente sin pedirlo y le cobramos puede quejarse por lo contrario».

En esta ocasión, ponía como ejemplo el ir a un supermercado y a la peluquería antes de dar por zanjada su respuesta así: «Por favor, un poco de lógica y comunicación antes de querer tirar por la borda nuestro trabajo«.

AQUÍ podéis leer LAS RESEÑAS al completo:

 

¿Qué os han parecido las respuestas del dueño? ¿Alguna vez os habéis encontrado en una situación similar?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: lavanguardia

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: