El hombre más longevo del mundo revela el secreto de su buena salud

El pasado 4 de febrero, el venezolano Juan Vicente Pérez Mora fue certificado por Récord Guinness como el hombre más longevo del mundo gracias a sus 112 años y 253 días de vida. Ahora, está tan solo a unos días de cumplir 113 años (concretamente, el próximo 27 de mayo).

Pérez Mora nació el 27 de mayo de 1909 en Táchira, un estado del oeste de Venezuela, siendo el noveno de diez hermanos. Empezó a trabajar a los cinco años ayudando a su padre y sus hermanos en la agricultura y en la cosecha de caña de azúcar y café.

A los diez años, empezó a ir a la escuela, pero solo pudo asistir durante cinco meses, ya que su profesora enfermó. En ese corto periodo de tiempo aprendió las bases de la lectura y la escritura gracias a un cuaderno que le regaló la maestra, a la que guarda un gran cariño.

Se casó con Ediofina García, quien falleció en 1997 tras 60 años de matrimonio. La pareja formó una numerosa familia con once hijos que ha crecido con los años hasta tener 41 nietos, 18 bisnietos y 12 tataranietos.

¿Cuál es el secreto?

Actualmente, Pérez Mora goza de una buena salud y no padece ninguna enfermedad que requiera tratamiento médico. Tiene una memoria excepcional, guardando muchísimos recuerdos de su infancia, y recuerda los nombres de sus hermanos, hijos y nietos.

Pero… ¿cuál es la fórmula secreta? Según Pérez Mora, el secreto está en «trabajar mucho, descansar en vacaciones, acostarse temprano, beber una copita de aguardiente (Miche) todos los días, amar a Dios y llevarlo siempre en el corazón».
Además, se ha adaptado a la nueva era de la tecnología. Su familia le ha creado una cuenta en Instagram donde comparten fotografías y vídeos de su día a día y lo vemos, por ejemplo, comiendo empanadas o contando historias a los miembros de su familia.

No es la persona más longeva del mundo

El título de la persona más longeva del mundo está en manos de una monja francesa llamada Lucile Randon (conocida como la hermana André desde 1944). Nació el 11 de febrero de 1904… por lo que tiene nada más ni nada menos que 118 años.

¿Qué es lo que te ha llamado más la atención de esta historia? ¿Te sorprende la edad y el buen estado de salud del poseedor del récord?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: guinnessworldrecords huffingtonpost

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: