Una pareja da una cerdita «mini» en adopción… y lo que le depara su futuro no es amor

Las mascotas, en la mayoría de ocasiones, son un miembro más de nuestra familia. Tener un gato o un perro no es solo tener un animal donde nosotros vivimos; es tener a un ser vivo con el que compartimos nuestra vida. Pero lo cierto es que no todo el mundo lo ve así, y eso es algo que los protagonistas de nuestra historia de hoy aprendieron por las malas.

Roma era una cerdita cuya familia, una pareja de jóvenes argentinos, dio en adopción hace unos días porque, por lo visto, ya no tenían recursos para cuidarla. Así pues, dedicaron un largo tiempo a buscar la ‘familia perfecta’ que adoptaría a su mascota y, tras encontrarla, el resultado fue bastante diferente al esperado.

La cuestión es que la cerdita es de esa raza ‘mini’ que no crece demasiado pero, por lo que sea, esta sí creció bastante y su familia original ya no tenía sitio donde meterla. Así pues, buscaron a alguien que ofreciera las siguientes condiciones: la nueva familia debería tener una casa grande y dedicarle mucho amor y cuidados… pero no especificaron que no debían comérsela. Y eso fue lo que acabó pasando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de 🦋ROMA🦋 (@the.minipig_roma)

Facundo Medina no dudó en asegurar que reunía todas las características que pedían para hacerse cargo del animal y, tras alguna entrevista con la familia, se hizo cargo del animal el pasado 5 de enero.

El individuo recogió al animal, se hizo una foto con él y la compartió a sus redes sociales con el texto: «Con la chanchi». Los primero días, el nuevo dueño se mantuvo en contacto con la anterior familia del cerdito, mandándole fotos y actualizándolos sobre su proceso de adaptación. Pero, poco después, esta situación cambió por completo.

Al poco tiempo, se viralizó un audio de Whatsapp que, presuntamente, el hombre había mandado a unos amigos dándoles indicaciones de que fuesen preparando el agua caliente para matar al animal y hacerlo a la parrilla.

Fue entonces cuando Mariela, la anterior propietaria, se puso en contacto con Medina para que le diese explicaciones, pero entonces le dijo que se la había dado a otra familia. «Me dijo que quería tenerla como mascota, que tenía dos nenas, me mandó videos jugando con las hijas», relató ella al descubrir la verdad de lo que había ocurrido.

Fernando Pieroni, defensor de los derechos de los animales, presentó una demanda civil por daños y perjuicios a los anteriores propietarios del animal. «Es terrible lo que hizo. Mas allá de que se maten millones de cerdos, lo que hizo este tipo es de un gran cinismo», señaló el activista.

Medina, por su parte, asegura que todo esto es mentira, que él no adoptó a ninguna cerdita y que las fotos que circulan por Internet son falsas. Pieroni explicó que, en realidad, el nuevo dueño del animal se cansó de este y se lo dio a un carnicero para que acabase con su vida y se lo diese en forma de carne.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: