El telefonillo encontrado en un edificio que parece un chiste: «Casi mejor que se llamen a voces»

El mundo de los telefonillos de edificios es bastante más complejo de lo que podría parecer en un primer momento. Picar al timbre de nuestra casa o de la de nuestro mejor amigo, en ocasiones, es una lotería: puede que no funcione el botón, que no se pueda abrir desde arriba o que, directamente, no se escuche absolutamente nada.

Ahora, con el tema de los teléfonos móviles, el viejo ‘arte’ de comunicarse a través de los telefonillos está en decadencia, pero los que hemos sido adolescentes en los 90 y la primera década de los 2000 conocemos a la perfección lo que era picar un telefonillo y que este no funcionase: no había forma humana de avisar a nuestro amigo para que bajase que no fuese a gritos.

El viejo arte del telefonillo

Esto es algo más o menos habitual en absolutamente todos los edificios del país… eso sí, lo que es menos corriente es que la mitad de los telefonillos del vecindario no funcione; ahí sí podemos empezar a pensar que algo va mal. Y exactamente eso fue lo que le pasó a los protagonistas de nuestra historia de hoy.

Hace unos días, la popular cuenta de Twitter Líos de Vecinos (@LiosdeVecinos), que acostumbra a compartir cosas (por lo general, carteles), encontrados en comunidades de vecinos, compartió una publicación en la que podíamos ver el telefonillo de un bloque de viviendas que parecía más un chiste que un telefonillo. Ahora lo entenderéis.

De los 20 pisos que conforman el bloque de viviendas, cinco de ellos van acompañados de una serie de cartelitos que advierten de que «no funcionan» o «no abren». La cuenta de Twitter que compartió la foto no podría haberlo descrito mejor: “Casi mejor se llaman a voces…“.

La publicación, como ya os habréis podido imaginar, ha sido toto un éxito en la red social del pajarito azul, donde ya ha gustado a más de un centenar de personas. Y es que es complicado no empatizar con este tipo de situaciones.

Otros líos de vecinos

Esto, inevitablemente, nos ha recordado también al cartel que os compartimos el pasado mes de junio en el que unos vecinos, de una forma bastante poco ortodoxa, intentaban que los del 3ºB dejasen de discutir (por su bien y por el del resto de los vecinos).

 

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? ¿Alguna vez os habéis encontrado con algo similar?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: