La historia de una pareja que se pasó 15 años viviendo dentro de Disneyland: nadie se percató

La historia de Owen y Dolly Pope no es una historia cualquiera: ellos vivieron 15 años dentro del primer parque de atracciones de Disney ¿Cómo lo consiguieron? Pues ahora mismo os lo contaremos, pero pillad las palomitas, porque esta historia da para película.

Este matrimonio, conocido por sus espectáculos ecuestres, captó la atención de Walt Disney gracias a sus habilidades sobresalientes en el circuito californiano en la década de 1950. Fue Harper Goff, un artista de Disney, quien recomendó a Walt Disney personalmente que presenciara una de sus actuaciones… y Disney quedó enamorado. También se le suma el hecho de que el empresario estaba atravesando una crisis financiera y buscaba desesperadamente diversificar sus operaciones, pero ese es otro tema menos romántico en el que no profundizaremos.

Instalados para vivir y trabajar en el parque

Así, la pareja aceptó el desafío y se mudó a Burbank en 1951, convirtiéndose en los primeros residentes permanentes de los estudios Disney. Su hogar inicial fue una caravana, mientras Owen dedicaba su tiempo a la construcción de establos para los caballos. Poco antes de la apertura oficial de Disneyland en 1955, se les ofreció una residencia dentro del propio parque y, así, pasaron a formar parte del mismo.

Con el éxito y la popularidad creciente de Disneyland, Disney comenzó a planificar una expansión a nivel global o, lo que es lo mismo, abrir más parques. Durante la construcción de Walt Disney World en Florida, Owen desempeñó un papel crucial desde California, diseñando aparatos para los caballos del nuevo parque.

Abandonando su casa

En 1971, la pareja se trasladó a Florida para supervisar la creación del área de Fort Wilderness Resort y tuvieron que abandonar la que fue su casa durante unos 15 años. Una casa que, durante todo ese tiempo, estuvo en medio de una zona visitada por millones de personas cada año.

A lo largo de los años, los Pope contribuyeron de manera significativa a la magia y el encanto de Disney y, de hecho, la misma empresa ha reconocido que muchas cosas no habrían podido suceder sin ellos. Y es por eso que siempre les han querido dar el reconocimiento que se merecen.

Su casa se mantuvo intacta durante décadas, convirtiéndose en una especie de museo en el que se contaba la historia de la pareja y su contribución al parque. Hace pocos años, con la apertura del área dedicada a Star Wars, Disney tuvo que trasladar la casa completa a una zona cercana, pero la mantiene operativa como un museo aunque en una localización diferente.

Y es que no es poco legado el haber contribuido de esa forma tan notoria a la creación de Disneyland y Walt Disney World; no es algo de lo que todo el mundo pueda presumir.

😳 Descubre la infidelidad de su marido con la niñera gracias a esta foto de familia en Disneyland

Fuente: La Vanguardia.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: