La cita de ‘First Dates’ en la que todo se acaba torciendo: «¡Eres un asaltacunas!»

Ya sabéis que en esta página somos unos apasionados de ‘First Dates’ y de todo lo que ocurre en el restaurante más famosos de la televisión de nuestro país. El programa presentado por Carlos Sobera es una caja de sorpresas y hoy, como ya os hemos adelantado en el título, estamos de enhorabuena… básicamente porque nos gusta el cotilleo y las situaciones surrealistas, qué le vamos a hacer.

En la cita ‘a ciegas’ más polémica de esta semana hemos tenido a Carlos (64 años) y Silvia (62). Ellos, como todos los que acuden a este programa, lo que querían era toparse de cara con el amor… si es que hay suerte, claro (spoiler: no lo hubo).

La soltera, desde un buen inicio, se definió como una persona con las cosas muy claras y una fuerte personalidad: «No soy peligrosa pero me coge una mala hostia que soy capaz de ignorarte». Todo esto antes de añadir que era una persona a la que había que saber llevar para acabar de buenas: «soy bastante nerviosa, celosa y activa». El catalán, en el otro espectro de este abanico emocional, ha asegurado que se deja llevar por todo el mundo, por lo que se considera a sí mismo un «calzonazos».

Y, entrando ya en materia, como se podía intuir, la cosa empezó bastante regular desde el primer momento en que se vieron: «Algo que me ha tirado para atrás es que tiene barriga y no se cuida», aseguró ella. Él, por su parte, tampoco estaba muy contento con el aspecto de su cita: «Me gusta una persona un poco más rellenita. Me parece de maravilla si se ve así bien, pero me gusta más rellenita».

Diferencias insalvables

Pero es que, ya sentados en la mesa con la comida delante, quedó todavía más patente que entre los dos no había ningún tipo de compatibilidad a nivel de personalidad. Carlos, por su parte, era una persona bastante pesimista que pensaba que ya mismo se moría: «de aquí ya te vas al cielo», mientras que ella asegura tener muchas ganas de vivir y de pasárselo bien.

Entonces, Carlos entró en la parte más polémica de toda la velada al explicar que, básicamente, le gusta estar con mujeres latinas mucho más jóvenes que él, cosa que su propia hija le recrimina: «Mi hija me decía: ‘papa, que estas mujeres van a lo que van’, y yo, ni caso». Fue entonces cuando Silvia le preguntó por la edad que tenían esas mujeres y Carlos le soltó que «entre 24 y 26», cosa que dejó a su cita de esa noche completamente horrorizada: «¿Dónde vas? ¡Eres un asaltacunas!».

Teniendo en cuenta todo lo explicado hasta ahora, no os sorprenderá saber que la cita acabó con cada uno yéndose a su casa.

Por último, os recomendamos que sigáis al canal de YouTube de ‘Yo controlo‘, donde encontraréis muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:

 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cuatro.

Por último, esperamos que este erizo te alegre el día:

error: