La desastrosa cita de ‘First Dates’ que obligó a Carlos Sobera a intervenir

Esto no acostumbra a ocurrir, pero hace unos días, Carlos Sobera tuvo que intervenir para interrumpir lo que solo puede calificarse de ‘Crónica de una cita desastrosa anunciada’. Y es que no solo la cena no estaba yendo bien, sino que la tragedia se mascaba desde el principio.

Celestina llegó al restaurante y se quedó esperando a su cita. Cuando Antonio entró por la puesta y ella hizo contacto visual con él, no lo dudó ni un segundo: “Ay, no me gusta”, soltó ella tajante.

Ella quería a un hombre alto, moreno y, sobre todo, que no tuviese vicios como fumar o beber. También pedía que fuese una persona muy vital y alegre. Antonio, por su parte, quería una mujer que fuese ‘apropiada para él’, pero no hacía falta que fuese «Norma Duval».

Pero la desilusión de Celestina nada más ver a Antonio fue absoluta e inmediata: “Pero ¿qué me han traído?, si parece mi abuelo. Feísimo, ¿es que no le has visto tú? ¡Ay, qué feo de hombre!”, le soltó ella al camarero nada más verlo entrar por la puerta.

Por probar que no quede

A pesar de este primer ‘choque’ inicial, Celestina decidió darle una oportunidad a su cita y sentarse en la mesa a ver cómo avanzaba la cosa. Una vez fluyó la conversación, vieron que tenían algunas cosas en común: ambos eran viudos, de cuenca y tenían hijos.

Más allá de todo esto, Celestina prefirió dejarle las cosas claras y, a pesar de que él le dijo que tenía 72, ella le respondió sorprendida que «aparentaba 82». A pesar de que él intentaba sacar algo de conversación, ella optó por quedarse muda. “Me ha caído tan gordo que no sabía qué responder”, aseguró ella desde e confesionario.

Celestina insistió en varias ocasiones que no quería nada con Antonio, él intentaba levantar aquello sin demasiado éxito, y el fracaso de la cita estaba tan claro que Sobera tuvo que personarse en la mesa, cortar la cita e invitarlos a acudir otro día al programa para un segundo intento de reencontrarse con el amor.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: