Jaime Lorente revela cómo afectó el éxito de ‘La Casa de Papel’ a su salud mental

‘Salvados’, el programa presentado por el periodista Gonzo, abordó este pasado domingo el tema de la salud mental, muy presente en nuestras discusiones estos últimos meses. Para este especial, contó con la cantante Amaia Romero y el actor Jaime Lorente, ambos muy célebres estos últimos años por sus logros profesionales, pero también por ser dos artistas que han hablado abiertamente de sus problemas de salud mental.

El precio de ganar Operación Triunfo

Amaia, por su parte, se abrió respecto a lo que supuso haber ganado OT en el año 2017 y como aquello había cambiado su vida por completo. La pamplonesa contó que su salud mental salió muy resentida del concurso, cosa a la que hubo que sumarle su mudanza a Barcelona. Fue entonces cuando empezó a sentir que, como bien dijo ella, a pesar de que «lo tenía todo», no tenía ganas de nada.

«Desde que terminó Operación Triunfo estuve un año sin ser consciente de lo que había pasado», aseguró la cantante. Por lo visto, cuando llevaba 9 meses viviendo en la Ciudad Condal, se percató de que nada la motivaba, de que estaba «desganada con todo». Y fue entonces cuando la invadió un pensamiento muy recurrente en los artistas: «Me veía sin derecho a sentirme mal porque lo tenía todo», aseguró. Ahora, Amaia ha conseguido reenfocar todo esto: «He empezado a ir al psicólogo y estoy más asentada».

Una reflexión sobre el éxito y la felicidad

Fue entonces cuando le tocó el turno a Jaime Lorente, quien nos demostró que, en ocasiones, lo que para unos es el éxito y la felicidad… para otros puede ser un auténtico infierno.

Él, como todos sabréis, alcanzó la fama gracias a dar vida a Denver en ‘La Casa de Papel’. Durante la charla, Lorente reconoció que se sentía «muy identificado» con la situación que había descrito Amaia.

«Lo principal que me ha pasado para sentirme triste todo el tiempo, de forma perenne, es el trabajo, la sobreexposición que me viene con ‘La Casa de Papel'», reconocía el actor.

También explicó que, antes de todo el éxito que ha cosechado con la producción de Atresmedia, «La relación que yo tenía con el trabajo no era el éxito. No ganaba un duro y era feliz», ya que trabajaba en teatro haciendo lo que le gustaba, por pasión y no por dinero. Cuando le llegó el éxito en la serie de atracos, su vida se vino abajo: «‘La casa de papel revienta y yo soy una persona triste», confesó.

«Digo, ahora que lo he reventado, que estoy consiguiendo lo que siempre he pensado que quería conseguir, al pozo», desveló el interprete. «Ahí me di cuenta de que estaba luchando por un sueño que no era mío».

Lorente también aseguró que ya no era solo lo que había dejado por su parte, sino también las relaciones personales a las que había dado de lado: «Me sentía mal por pasarlo mal porque decía: ‘has supeditado la relación con amigos y familiares para conseguir esto, lo has descuidado, y ahora estaba mal».

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: LaSexta.

Por último, esperamos que esta cabra te alegre el día: